Monday, October 09, 2006

El sistema de economía centralizada

El sistema de economía centralizada:


El sistema de economía centralizada parte de una crítica a los mecanismos de economía de mercado. El funcionamiento de esta economía conlleva a la no existencia de desempleo.

En las economías planificadas centralmente, los medios de producción son de propiedad estatal y las decisiones clave le corresponden a la agencia de planificación, o poder central.

Las economías planificadas se caracterizan por la acumulación de poder económico en manos del estado, que es quien dirige el funcionamiento de la economía.


Funcionamiento de la planificación centralizada:


· El papel del poder central. El poder central, o agencia de planificación, distribuye no sólo las tareas del plan, sino también los medios de producción, tanto materiales como financieros. Determina cómo asignar la producción a las diferentes fábricas y procura que cada fábrica tenga los factores de producción que necesita para poder obtener la cantidad que se le exige. En la práctica, el sistema presenta serios problemas. Los gerentes de las empresas suelen comportarse ineficientemente presionando al poder central para obtener la mayor cantidad posible de recursos, por lo general, muy por encima de sus necesidades.

· El funcionamiento de las empresas. Las empresas basan su actuación en la realización del plan concretado en directivas. Este comportamiento implica que las empresas no se ven motivadas a reducir los costos. Por otro lado, bajo el sistema de planificación central una empresa no puede entrar en quiebra. Todas las empresas son socialmente útiles, aunque algunas sean deficitarias. Cuando una empresa es deficitaria, sus problemas financieros se solucionan mediante transferencias que concede el poder central. En la práctica, dada la inexistencia de incentivos reales para que las empresas reduzcan sus costos, el resultado ha sido un proceso de endeudamiento progresivo.

· El crecimiento de la burocracia. El funcionamiento del sistema requiere de un enorme aparato administrativo, pues es la única forma de controlar a las empresas. Conforme crece el sistema productivo, el aparato burocrático se va desarrollando a un ritmo progresivo.


El fracaso del sistema de economía centralizada:


La falta de informaciones válidas y de incentivos efectivos que guíen el sistema hacia la eficiencia económica fue la razón fundamental que puso en marcha el proceso revolucionario de vuelta al mercado que supuso la perestroika. La perestroika fue el proceso de reforma económica radical y de reestructuración puesto en marcha por la U.R.S.S., y tiene su origen en el estancamiento al que llegó la economía soviética a partir de la década de los años setenta.

En esencia, el fracaso del sistema se centra en que la agencia de planificación se ve forzada a crear estructuras empresariales de carácter monopólico u oligopólico con intereses a veces divergentes a los expuestos en el plan, lo que convierte el proceso de asignación de recursos en una lucha de intereses entre la institución planificadora, los ministerios y las empresas. El resultado es que, junto a las relaciones verticales entre empresas y autoridad, aparecen relaciones horizontales entre empresas, y con ellas mercados negros, corrupción, despilfarro e indisciplina financiera. Por otro lado, la ausencia de competencia contribuye a hacer que desaparezcan los incentivos para innovar, mejorar la calidad de los productos o, sencillamente, para producir lo que la sociedad demanda.

Asimismo, el propio sistema de incentivos que impone el poder central, que se limita a castigar los incumplimientos del plan, determina que el sistema se caracterice por la subestimación de los objetivos de producción de bienes finales y la sobreestimación de los recursos productivos necesarios para alcanzarlos.

No comments: